La opinión de periodistas argentinos sobre la Cumbre del G20 en Hangzhou

Bajo el marco del Smiling Beef, el 7 de septiembre la Oficina de Cultura y Prensa de la Embajada de Argentina en China ofreció una recepción que contó con la participación de la delegación argentina que formó parte de la Cumbre del G20 en Hangzhou.

Los participantes fueron Claudio Jacquelin, Subdirector Gral. de Redacción del diario La Nación; Julia Pomares, Directora Ejecutiva del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC); Santiago Chelala, Consultor del B.I.D.; Paula López, Subdirectora de Sección Economía del diario El Cronista; Natasha Niebieskikwiat, Periodista del diario “Clarín”, y periodistas de medios chinos. El encuentro tuvo como anfitriones al embajador argentino en China, Diego Ramiro Guelar, y el cuerpo diplomático de la Embajada Argentina en China.

Natasha Niebieskikwiat, Clarín

En entrevista, Natasha Niebieskikwiat y Claudio Jacquelin, periodistas de los diarios argentinos Clarín y La Nación, respectivamente, quienes se encontraban en Beijing durante los eventos de Hangzhou, opinaron sobre la pasada cumbre y lo que devendrá en el futuro próximo.

En referencia al tema de esta cumbre, “Construyendo una economía global innovadora, fortalecida, interconectada e inclusiva”, Niebieskikwiat opinó: “Es muy impresionante el rol que ocupa China hoy en día con esto de decir que el comercio internacional debe ser abierto, uno nunca pensó que China podría ser justamente sede de este lema, de una economía más abierta, de una economía que vincule, de una economía que tienda a derribar los proteccionismos. Yo creo que muchos países aplican el proteccionismo: China tiene barreras hacia Latinoamérica, Europa tiene enormes barreras, también los latinoamericanos tienen barreras entre sí; y creo que hay que superarlas, considero que los conflictos propios y las crisis tienden a cerrar a los países, pero me parece muy interesante que esto sea un lema (…) El mundo está en una gran crisis económica internacional y creo que hay que ver de qué manera se van abriendo las economías. Ese es el desafío (…) China se muestra abierta a que el país proponga y el país sea activo cuando haya competitividad, yo creo que eso es muy difícil por el tipo de economía que tiene China. China siempre está muy focalizada en sus planes. Así como fue la fábrica del mundo y hoy no rinde ese modelo, China ahora se va a centrar en la calidad y no en la cantidad, China siempre es buena cuando se focaliza en un aspecto”.

Sobre el papel de China en la cumbre, la periodista de Clarín apuntó: “Desplegó un rol como anfitrión muy fuerte, muy grande, se mostró un poder de organización tremendo (…) La organización fue impecable. Me parece triste que no haya habido un acuerdo con el tema refugiados, que China y Estados Unidos estén tan mal”.

Respecto a cómo Argentina puede beneficiarse del consenso de Hangzhou, Niebieskikwiat expresó: “Argentina en los últimos años se mostró muy cerrada y muy combativa, pese a que aumentó su relación con China en lo bilateral, porque construyó una alianza que el gobierno ahora continúa, hay muchas secuelas de esa manera de ser, entonces creo que falta mucho tiempo para que esos beneficios lleguen, porque el capital y la economía se mueven, se destruyen rápidamente pero se reconstruyen lentamente. Entonces creo que falta un tiempo para que Argentina se beneficie de esto, pero no hablo de su relación con China, hablo de su relación con el mundo”.

Claudio Jacquelin, La Nación

En referencia a la relevancia de esta cumbre para el país sudamericano, Claudio Jacquelin dijo: “Para Argentina fue una oportunidad muy importante. Primero, porque era la primera Cumbre del G20 con el nuevo gobierno. Eso además implicaba poder establecer nuevas relaciones bilaterales y vínculos bilaterales del nuevo gobierno, muy importante, en este caso con China, porque había pendientes algunos acuerdos y protocolos que debían tener o una ratificación o una rectificación y una nueva formulación, con lo cual, en ese sentido, pudieron avanzar en esos protocolos. Sobre todo con tres obras de infraestructura muy grandes como son las represas hidroeléctricas, las plantas nucleares y la base aeroespacial. Había mucha controversia respecto a eso. Para Argentina fue muy importante encontrar en este espacio de la gobernanza global, ser parte de esa discusión y además avanzar en las relaciones bilaterales con el resto de otros miembros del G20.”

El próximo año el país anfitrión de la cumbre será Alemania y en 2018 le tocará a Argentina, sobre los preparativos necesarios para recibir dicho evento la trabajadora de medios sostuvo que hace falta “Mucha seguridad, pero también organización y objetivos claros para la cumbre. Igual, eso sí es consensuado. Pero el tema seguridad y organización es muy importante en Argentina. Eso es un desafío. Pero yo creo que eso se puede, porque por ejemplo la Cumbre de las Américas se organizó muy bien en ese tema. Sin embargo, hoy es un mundo más difícil, con el tema terrorismo y demás; y el tema económico de cómo ser una Cumbre es un tema y creo que debería haber un consenso para que sea una gran cumbre, entre los argentinos, que es el gran problema”.

Al respecto, la opinión del reportero de La Nación fue la siguiente: “Argentina tiene que desarrollar en los próximos años varias cosas. En primer lugar, algún desarrollo en infraestructura, que hoy tiene déficit, y que para una cumbre de esa magnitud y con los ojos del mundo puestos en esa cumbre es sin duda la oportunidad para desarrollar y pensar en esa cumbre. Tiene que consolidar el gobierno de Mauricio Macri una estabilidad de la que hoy carece, una ampliación de su base de sustentación política de la que hoy carece. Con lo cual es muy importante que piense que tiene por delante en los próximos dos años mucho más que afrontar un proceso electoral el año que viene, dificultades de índole pretorio y urgente, pero que es su oportunidad para mostrarse al mundo en su lugar de huésped de una cumbre de tanta relevancia como un país que puede pensar en el largo plazo y puede tener políticas que permitan pensar en un desarrollo sostenible en el tiempo”.

Acerca de los aspectos positivos y negativos de la Cumbre del Grupo de los 20 en Hangzhou, la trabajadora de Clarín señaló: “Me parece a veces que los objetivos generales quedan en objetivos generales. Lo bueno es que China esté haciendo esta cumbre, es interesante, que hoy China esté hablando de un mundo más abierto, sin proteccionismos, y que desde ese lugar se muestre como este gran actor es interesante. La verdad es que no se resolvió nada en materia de refugiados y que siempre los objetivos son a largo plazo o muy amplios, entonces finalmente no resuelven nada. Y las bilaterales que hubo fueron muy negativas, hay un Obama en retirada y una incertidumbre muy grande de si el hombre que viene es un gran proteccionista y un hombre muy aislacionista como Donald Trump”.

El trabajador de La Nación destacó por su parte que: “Yo creo que lo mejor de la cumbre fue que haya sido sede en un país que para muchos, en el mundo, no para los líderes seguramente, pero sí para los ciudadanos de muchos países del mundo y para algunos tomadores de decisiones, que sigue siendo en parte un misterio, que sigue siendo para muchos una amenaza que sigue siendo para muchos un desafío y un intríngulis incompresible. Esto me parece que ha sido un gran avance, poder estar acá, poder empezar a comprender y bajar prejuicios, acercarse en aspectos que no son solo los de las relaciones en el nivel gubernamental sino en percibir y entender por dónde está, por dónde va China, qué está haciendo China, qué ha hecho China en los últimos años desde que empezó su proceso de reformas hace 40 años, a dónde ha llegado, qué ha conseguido. Yo creo que ese es un valor enorme. Y otro valor es que me parece que, pese a las dificultades y tensiones que existen en este momento y que son muchas, y de hecho las tensiones entre Estados Unidos y China son percibibles como están en un estado muy elevado y uno puedo percibirlo en diálogos con el gobierno chino; eso no obsta para que haya un lugar de diálogo, acercamiento, comprensión y procura de que haya un desarrollo de la economía mundial, sobre todo en un momento en que la economía mundial ha entrado en un proceso de ralentización que probablemente se mantendrá por un buen tiempo y que está afectando el desarrollo de las economías y el progreso de cada uno de los países (…) Y en lo negativo, me parece que esas cuestiones y esas tensiones siguen estando demasiado en primer plano, demasiado en evidencia, y no han sido suficientemente saldados como para poder avanzar y, sobre todo, destrabar este proceso de ralentización de la economía que tiene razones económicas pero que también tiene razones políticas. Y, en ese sentido, esas cumbres que apuntan a ser eje en la gobernanza global todavía están siendo un poco débiles para lograr ese objetivo”.

 

Sobre Clarín y La Nación

Clarín es un diario matutino argentino editado en la ciudad de Buenos Aires, con formato tabloide y de tirada nacional. Fundado por Roberto Noble en 1945, es el diario con mayor tirada de la Argentina.

La Nación es un diario matutino, de formato sábana, también publicado en Buenos Aires y de circulación nacional. Fundado por Bartolomé Mitre, ex presidente de la República Argentina, su primer ejemplar salió el 4 de enero de 1870.

AGRESIÓN A LA JAPONESA, AGRESIÓN A LA ARGENTINA

1970, China. Nakamura Keiko cae de rodillas frente a la tumba de su padre y llora sus años. En su momento también derramó lágrimas por su otro padre, ese que aportó un esperma desalmado y que maltrató a su gente, a la de su padre, el chino, por quien ahora suspira. Desconsolada y abandonada a su suerte vio huir a su progenitor y recuerda, cada día, sus intentos por olvidar y su olvido.

Nakamura Keiko alza la vista, mira con temor la fría piedra que ahora es rostro de ese chino que la supo amar, el que acogió a la engendrada por el invasor japonés, el que odia a quien le dio su vida tanto como ella podría hacerlo.

Keiko es japonesa, pero probablemente desearía ser china. No posee identidad más que la suya, la propia, la de la mujer que vivió una vida improbable, fuera de las leyes del destino y alejada de las mismas trampas de la muerte. Morir en batalla es un sello de héroe, sobrevivir es otro posible camino. Ser abandonado por los propios y descubrir una vida en lo improbable lo convierte a uno en milagro. En 1998 fue identificada como huérfana japonesa y trasladada a Japón.

2014, Argentina, al otro lado. Guido observa a su abuela, Estela, y se siente por primera vez en familia. “Él me buscó”, dice la nana. El nieto había vivido una mentira, siendo una figura fantasma de cuadro por encargo. Ahora, la obra artística última, la obra maestra del destino: la familia unida, el rompecabezas de catorce piezas finalmente resuelto sobre la mesa.

Se podría decir que la sangre llamó a la sangre, pero es más probable que haya sido el amor y la búsqueda propiamente humana de la verdad, más allá de todo vínculo sanguíneo. La familia adoptiva, en este caso, fue causante de males y destrucción de identidades.

Cuenta una leyenda china que el Emperador Amarillo, hijo del rayo nocturno que preñó a su madre, ganó una batalla contra los habitantes del espejo. Desde entonces ellos están destinados a imitarnos por siempre y sin cometer errores. Quizás se están aburriendo, o ya no hacen bien su trabajo, y así ocurren estos negativos fotográficos entre los extremos del mundo, a uno y otro lado del espejo.

Entrevista con Carlos Aquino, especialista peruano en economía asiática

Carlos Aquino, economista peruano especialista en economía internacional, es uno de los principales expertos latinoamericanos en economía asiática. Estudió economía en la Universidad Mayor de San Marcos en Perú, se especializó en comercio internacional estudiando una maestría y un doctorado en la Universidad de Kobe (Japón).

MP: Pedro Pablo Kuczynski es el nuevo presidente del Perú. Como usted, un economista. Que se desempeñó como ministro de Economía del país sudamericano. Se ha dicho que no es un político predecible y por su desempeño en el ministerio se sabe que posee muchos contactos internacionales a nivel económico. El flamante mandatario expresó que en los años que vienen va a trabajar “con todos” para que “en el 2021, en el bicentenario (de la Independencia), el Perú sea otro, sea un país renovado”. ¿Cuál es su opinión? ¿Cómo será Perú para los tiempos en que se celebren esos 200 años?

CA: Es muy interesante Pedro Pablo Kuczynski. Es cierto, ha sido ministro de Economía, él es más un tecnócrata, ha trabajado como banquero internacional, estudiado en Estados Unidos, su esposa es norteamericana. Entonces, antes de ser elegido presidente, había mucha expectativa ya que el posee muchas relaciones con Estados Unidos. Pero ha sido una sorpresa muy agradable que él haya dicho que apenas asuma como presidente el primer país que va a visitar es China. Y esto responde a una realidad, algo que se da, China es el mayor socio comercial de Perú. Pero no solo eso, él ha dicho que quiere incrementar las relaciones con China porque le interesa que el Perú que exporta mucho a China, pero el 90-95% de lo que se exporta a China son materias primas, entonces quiere que China nos ayude carlos aquinoa industrializar los recursos. Entonces es muy auspicioso que el presidente que va a ingresar al Perú el 28 de julio tenga el deseo de incrementar las relaciones con China. Creo que va a ser muy bueno y es bueno que el Perú aproveche ese crecimiento.

MP: China supo mejorar en las últimas décadas la calidad de la mano de obra, con una educación de por medio. Usted dijo que otro componente de alta prioridad es que la economía peruana podrá seguir creciendo saludablemente con una mejora necesaria de la capacitación de la mano de obra en el mercado laboral. ¿Cómo puede seguir Perú el ejemplo de China?

CA: Definitivamente. Los grandes problemas del Perú, los problemas son muchos, es una de las estrellas de la economía latinoamericana. Pero todavía tiene grandes problemas y uno de ellos es la infraestructura. El primero es la física. Es increíble, uno viene a China: puertos, aeropuertos gigantescos. El Perú ha hecho infraestructura pero ha sido rebasado por el alto crecimiento, entonces necesitamos ayuda en infraestructura física y China está planeando este famoso ferrocarril bioceánico, que sería un proyecto muy interesante. Pero el otro problema definitivamente es la educación. Si el Perú quiere pasar realmente de producir materias primas a productos con más valor agregado, eso, requiere de educación, inversión. Una educación para tener mano de obra capacitada y, por supuesto, tener ingenieros, científicos, que puedan darle ayudarle a dar valor agregado a los productos. Dos caminos que justamente China ha realizado. Repetimos, China tiene un futuro increíble.

En estas famosas pruebas PISA que realiza la Coordinación de Países y Desarrollo Económico está en los primeros lugares, entonces hay que seguir el camino de China en esos aspectos.

MP: ¿Cómo Perú, o América Latina, puede seguir este ejemplo, concretamente?

CA: Hay dos cosas. Por ejemplo, este año se realiza la cumbre de APEC en el Perú, el presidente Xi Jinping también va a venir. El APEC es muy interesante porque tiene un esquema de cooperación económica y técnica. Según ese esquema, los países, o economías miembro como se llaman exactamente, tienen la posibilidad de recibir ayuda de los miembros más adelantados. En este caso, el Perú es un país de desarrollo intermedio. Si bien China también está en esa categoría, como hemos dicho está adelantada en muchos aspectos. Entonces China podría ayudar en el Perú, por ejemplo, ayudándolo en cómo China ha sido capaz de hace 40 años solo exportar productos simples, de poco valor agregado, a productos muy sofisticados.

Y segundo, como hemos comentado, como la educación en China se ha incrementado en calidad y forma de una manera impresionante. Como el estado chino ha gastado en eso. Entonces esos caminos y, por supuesto, la infraestructura. En infraestructura física, creo que en ese sentido China también podría colaborar con el Perú.

MP: Creo que vale destacar la educación de los chinos en el exterior. Por ejemplo, en Japón…

CA: Yo estudié en Japón y creo que la mayor parte de los estudiantes son chinos y de los Estados Unidos. Es muy fuerte el deseo chino de prepararse mejor, así que, por supuesto, este espíritu de Confucio, de aprender. Así que yo creo que esa ética de trabajo y de estudio es algo que los latinoamericanos y el Perú deberían aprender.

MP: Tomando al tren bioceánico entre Perú y Brasil como disparador y ejemplo, ¿cómo vislumbra el aporte en infraestructura de China a futuro en América Latina y particularmente en Perú? Por ejemplo, de aquí a 2021, el bicentenario del Perú independiente.

CA: Una de las grandes carencias de Perú es la infraestructura. Perú tiene una geografía muy complicada: tiene costas, sierras y selva. El 45% del territorio del Perú es la Amazonia, pero prácticamente no hay carreteras para llegar. Si uno quiere ir, por ejemplo, de Lima, la capital, a Iquitos, que es la gran capital de la Amazonia, tiene que irse en avión, es menos de una hora; si uno va en carretera no llega, hasta un punto puede ir en carretera y de ahí hay que tomar un barco, eso te toma un día y medio aproximadamente. Entonces, este ferrocarril atravesaría gran parte de eso y a unir, primero, las regiones del Perú, atraer la producción de la selva y de la sierra al Perú; y, por supuesto, ayudaría a exportar esos productos a China. Entonces yo creo que es un gran proyecto. China ha ofrecido la tecnología de vía férrea, que la tienen muy adelantada, ha ofrecido el financiamiento. Claro, por supuesto, es un proyecto que tiene enormes desafíos

Primero, cómo reducir o eliminar el impacto ambiental de atravesar selva virgen, cómo poder lidiar con las comunidades nativas que están entre medio. Creo que existe la tecnología para hacer posible eso, existe el deseo de que eso sea así.

MP: ¿Y en el turismo?

CA: Por supuesto, ese es un ramo que no se aprovecha mucho. Perú, repito, aprovecha mucho el mercado chino, les vendemos mucho, compramos muchas cosas de China, recibimos también mucha inversión China, especialmente en minería; pero es increíble, en los últimos dos años más de 110 millones de chinos han salido al extranjero, los chinos son los que más gastan afuera, pero el año pasado no han venido más de 25 mil chinos al Perú: no es ni el uno por ciento. Entonces, el Perú lo podría aumentar dos o tres veces. Entonces, ¿qué se necesita para eso? Hay dos grandes problemas en realidad.

Primero, los viajes son largos a China, “es un viaje a China” literalmente como decimos, al país más alejado del mundo.

Y segundo, también muy importante, la gran queja China es el tema de la visa, es muy difícil para un chino conseguir una visa al Perú. Bueno, hay que hacer lo que están haciendo los chilenos, o lo que ya están haciendo los mexicanos o los colombianos. Si un chino ya tiene la visa a Estados Unidos o la visa Schengen para Europa, ¿por qué no puede venir al Perú?

Y, por supuesto, hay otro problema. La infraestructura hotelera ha mejorado mucho en el Perú, pero obviamente necesitamos tener infraestructura hotelera para los turistas chinos: restaurantes con comida china, con baños para los chinos. Entonces eso es algo que deberíamos hacer.

MP: Gracias a la integración de Perú a bloques como el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), Perú consiguió un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China y también que Perú se conozca más a nivel global. La próxima reunión se hará del organismo tendrá lugar en Perú. ¿Qué expectativas tiene para esta reunión, en especial en torno al papel que podría tener la Alianza del Pacífico?

CA: Sí, en noviembre de este año va a ser la reunión cumbre de líderes en Lima. Como comentamos, el presidente Xi Jinping va a venir al Perú. Bueno, y por todas razones en realidad, para asistir a la cumbre y también para hacer una visita de Estado al Perú. Entonces, hay muchas expectativas en el tema de relación con China.

Primero, como comentamos, probablemente, el presidente del Perú pueda anunciar sobre el tema del tren bioceánico. Como sabemos, China ha propuesto el tren bioceánico, ya ha propuesto en mayo el estudio de factibilidad; todavía no le han dado respuesta ni el gobierno de Brasil ni el de Perú. En el caso de Perú, como hay un cambio de gobierno, se está esperando que el nuevo gobierno anuncie eso. Entonces, ojala haya resultados positivos respecto a eso, que se anuncie que este tren se concretaría. Claro, tomaría varios años en realidad en completarlo.

Y lo otro, por supuesto, es como darle más sentido al TLC. La expectativa del Perú con el TLC en China es aprovechar el mercado chino, no solo continuar exportando materias primas sino continuar exportando productos diferentes. Ahora, ¿cuál es la famosa ventaja competitiva del Perú? El Perú ha sido en los últimos años un gran exportador de productos agroindustriales. Es el primer exportador en el mundo de espárragos y de paprika. Ya estamos ingresando al mercado chino. Ya se está vendiendo palta del Perú, avocado le dicen en México, se está vendiendo ya mango y otros productos. Entonces hay mucha expectativa de que esos productos se incrementos, pero no solo eso en realidad. Sabemos que en los últimos años casi 400 millones de chinos se han mudado del campo a la ciudad, hay un gran proceso de urbanización, los chinos requieren para su casa, por ejemplo, piso parquet o muebles y productos que requieren mucha madera… y Perú tiene toda la selva. Entonces, hay mucha expectativa y esperemos que con la visita del presidente chino esto se vea. Pero, por supuesto, como siempre comentamos, tenemos una excelente relación de gobierno a gobierno con el Perú, tenemos embajadas, estamos debiendo oficinas comerciales, tenemos TLC; pero falta obviamente involucrar al sector privado. Porque, al fin y al cabo, en realidad los que hacen negocios son los empresarios, entonces yo creo que falta un poco más iniciativa de los empresarios. Están ingresando ya, poco a poco, pero esperamos que esto sea mucho más. Además, se espera que los inversionistas chinos que tienen una gran presencia en el sector minero anuncien inversiones en agricultura, infraestructura y en otros campos.

MP: Carlos, muchas gracias por la entrevista. Un placer.

 

(Originalmente para CRI en español)

Copyright © Mauricio Percara 2015