Aventuro (amplía capítulo 9 de Historias errantes de almas perturbadas)

Solía decirse, en diversidad de lenguas y dialectos, que el apasionado por la aventura jamás era reconocido propiamente a través del lenguaje. Y esas críticas eran realizadas, en gran parte, por fuera del lenguaje. Apareció entonces un nuevo idioma inspirado en el esperanto que cambió para siempre la forma de apreciar la aventura. Aventuro es la expresión de ese esperanto destinado al desuso que tomó la nueva lengua y que determinó el destino de los aventuros que recorren el mundo en busca de lo imposible de encontrar. La nueva lengua es el destino de la aventura, el camino del aventuro.

Inspiración de genio

Messi eligió una pelota para expresar su inspiración de genio. Así lo hicieron en su momento Maradona, Sócrates y Pelé. Hubiera podido ser un pincel o una pluma de tinta oscura o un violín; pero su elección fue un esférico de cuero de vaca pampeana. Habría logrado exposiciones en París y Milán o nominaciones al Premio Nobel de Literatura o cientos de Grammy. Escogió una pelota. Ganó el reconocimiento del mundo entero y las críticas de un país todo, el suyo, el nuestro. No me gusta en demasía el fútbol, no sigo las ligas ni sé cómo va el mercado de fichajes, sí me quitan el aliento una gambeta y un disparo al ángulo. Messi es el arte hecho deporte, realizado en juego bonito. Pero en el juego se gana y se pierde. Y, cuando se pierde, los que apuestan se enfadan y no respetan al artista de corazón, al que merece ovaciones por cada solo, cada pincelada y cada letra que se vuelca en el césped.

Felicidad

Por Mauricio Percara

Hay gente que disfruta de esas películas que muestran gente asesinada en detalle, con exposiciones de esmero y dedicación en el arte de matar; son esos que gustan del terror de valor pornográfico, con lujos inesperados; los que van al cine a comer pochoclos mientras aprecian metodologías estilísticas de cercenado de cabezas, perforación de ojos o arrancadura de pieles. Esa misma gente es la que, seguramente, goza de la jineteada que desnuca a los salvajes y hermosos potros de La Pampa, de las corridas de toros, de los ataques terroristas, de los asesinatos transmitidos en vivo y en directo. Posiblemente, hayan sido los que antaño se formaban en primera fila para ser salpicados por la sangre de los decapitados o crucificados, los que se calentaban las manos con las mujeres que ardían por no ser brujas.

También hay otro sector entre los miembros pertenecientes a la raza humana, el más pequeño quizás, que considera a ese tipo de actividades como barbáricas.

 

Imagen: https://historiavera.files.wordpress.com/2013/04/masacre-de-katyn.png?w=630

Copyright © Mauricio Percara 2015