Niños Bonsai

Hay un jardín de bonsai casi oculto, en una escuela secundaria de Ruian, provincia de Zhejiang. Cada día, hay estudiantes que los tijeretean, les sacan ramitas y hojitas, para que los arbolitos no se conviertan en árboles. Dicen que estos alumnos a veces sueñan (generalmente en las noches previas a la graduación) que son verdes y por siempre, eternamente, niños árboles.

La imagen puede contener: planta, árbol, cielo, exterior y naturaleza

Puentes de Wenzhou

El paisaje de la zona rural de Wenzhou, al sur del Imperio Medio, generalmente muestra a nenes chapoteando como si nada existiera más allá de esas piedras y ese río. Cuando se cansan de jugar, quizás echan un vistazo a los bueyes de agua de sus padres. En unos años, esos mismos niños construirán puentes o viajarán por el mundo; pero hoy, la globalización los tiene olvidados y el agua felices.

La imagen puede contener: planta, exterior, naturaleza y agua

Dragón tocado

El día en que finalmente pude tocar a un dragón llegó sin prisa, pero llegó. Después de que los wenzhouneses lo hicieran bailar, saltar, revolotear, hacer trompos y piruetas al ritmo local, se quedó mansito y adormilado. Entonces, con respeto y ciertas precauciones, me acerqué y lo sostuve entre mis brazos unos minutos. Con cuidado, sin hacer mucha bulla. Hasta que sentí que se desperezaba, se cargaba de nuevas energías. Y ahí fue que lo saqué a pasear un rato más.IMG_9854

Copyright © Mauricio Percara 2015